V de Vivienda

/v_de_vivienda/cartel_castellano_puta1.jpg

De este modo tan genuinamente explícito se reactiva una nueva temporada de movilizaciones para exigir políticas de vivienda eficaces y reales. Nacidas espontáneamente para demostrar que la juventud no sólo se concentra para hacer botellones, se ha ido creando una red de personas indignadas ante los abusos inmobiliarios. Tras la insultante campaña del Ministerio de Vivienda con sus Keli Finder y una burbuja inmobiliaria que no para de crecer sin nunca reventar la ciudadanía activa sale de nuevo a la calle.

En Barcelona pondremos nuestro granito de arena el 30 de septiembre a las 18h en la Plaza Catalunya.

Más información en:

8 Responses to “V de Vivienda”

  1. Adrián :) Says:

    Coño, se les han agotado las Kely Finder en Canarias… A ver como conjunto yo la ropa ahora xDD

  2. Barraquito.net » Ella tiene poder Says:

    [...] Y lo que está por llegar. Esta ciudad bulle vida y actividad. Activismo por doquier. Se me ponen los dientes largos. Y es que Barcelona es poderosa, Barcelona tiene poder. [...]

  3. encapuchado naranja Says:

    Adrián, puedes preguntar en http://www.panolifinder.com/ quizás allí tengan algo más apropiado. Por cierto, haciendo un repaso a las mil páginas web que se ríen de la campaña de la ministra se demuestra que los jóvenes españoles no tendremos casa en nuestra puta vida, pero lo que es sentido del humor…

  4. Adrián :) Says:

    No, si yo me río por no llorar…

  5. Julio Says:

    El problema de la vivienda en España es muy muy complejo. Ojalá se quedara solo en un problema de carácter político, que fuera solucionable con el cambio de un par de leyes. Aun sacudiendo los estamentos estatales seguría existiendo. El problema es de raíz y muy complejo. Los ayuntamientos viven de las recalificaciones, ¿Si modificas ese tema cómo los financias? ¿Subiendo los impuestos? (sí, seguro que todos van a estar de acuerdo) ¿Cómo paras la especulación? ¿Cómo paras la corrupción? Desde que haya gente, dueños de terrenos, constructores, concejales, con ánimos de forrarse a toda costa, el problema no tendrá solución: detendrán a unos pero vendrán otros. Y es que España es caldo de cultivo para gente que quiere forrarse sin hacer nada, sin importarle el como. Eso es inevitable, somos así. Y cada uno roba a su manera. Unos, concejales, cobran comisiones millonarias y otros, funcionarios de a pie, se cogen tres meses de baja por “depresión”. Cada uno lo que tenga a su alcance.

    La idea de Keli Finder no es mala, aglutinar en un sitio web la oferta inmobiliaria (estaría genial). Los problemas son dos: 1. el sitio web está hecho a la española, o sea, MAL. Simplemente, no sirve para NADA. 2. ¿para qué un buscador cuando no hay nada que buscar? Es decir, no existe oferta al alcance de los jóvenes.

    Sobre el concepto Keli Finder está claro que no fue acertado. Sobre lo que se gastó en el desarrollo de la idea, 405.000 €, sinceramente, el que critica eso no tiene ni idea. Eso no es dinero para un estado. Cuesta bastante mas caro hacer CIEN metros de autovía, de esas que pedimos para viajar cómodos y seguros. Ojalá se hubiera invertido el triple si hubiera servido para que el buscador hubiera sido funcional.

  6. el encapuchado naranja Says:

    Hola Julio,

    Nadie dijo que el problema de la vivienda no fuera complejo. Para comenzar, yo mismo estoy al tanto sólo superficialmente de cómo funciona el asunto a nivel macroeconómico. Sin embargo, sí que creo que a nivel político se pueden hacer acciones mucho mejores que las que se han hecho hasta ahora para facilitar el acceso a la vivienda. Cuando vi el anuncio de las Keli Finder por primera vez, sinceramente me sentí prácticamente insultado: “Obviamente no podemos conseguirte casa, pero de momento te ayudamos a conseguirla”. Esperaba algo más de un Ministerio de Vivienda que regalar 50.000 tenis.

    De todos modos, creo que lo realmente importante es que la gente sea consciente del problema que existe y se empiecen a buscar nuevas soluciones. No soy partidario del “los españoles somos así y nadie nos va a cambiar” porque eso precísamente anula el nacimiento de cualquier avance social. Por suerte hemos cambiado en muchas cosas, y en mi corta vida he podido ver algunos avances importantes.

    El hecho de que un grupo de personas, en su mayoría jóvenes, se movilicen para exigir que se le de una importancia mayor a la vivienda y sea prioritaria en la agenda política, ya me parece un avance. Que el movimiento esté formado por personas de distinto signo y que en muchos otros asuntos seguramente no están de acuerdo creo que es el germen de toda asociación democrática que busque un gran consenso. El modelo de organización que ha asumido el moviento, el uso de los blogs, el email, los wikis, etc. creo que dan paso a posibilidades grandísimas que hasta ahora no han sido explotadas al 100% por los movimientos sociales.

    Aunque la única verdad, y el motivo último de que me interesara por el tema es que el slogan me parece cojonudo.

  7. sergio Says:

    Está claro que el movimiento y que la peña sea activa está bien, que digo bien, es genial. Le problema del movimiento por la vivienda digna es, en gran parte, la falta de objetivos claros. Nos manifestamos pero ¿contra quién? ¿qué pedimos? ¿a quién se lo pedimos? Pedimos una vivienda digna a un precio asequible, de acuerdo. ¿Pero cómo?

    David de Ugarte hacía un buen resúmen sobre el problema de la vivienda, en su blog. Muy recomendable leerlo para enterarnos un poco más de qué va el problema. Está claro que la falta de suelo urbanizable y el uso especulativo que hacen los ayuntamientos de él es uno de los grandes problemas, sino el mayor. Soluciones pueden ser que los ayuntamientos tengan fuentes de ingresos alternativas y no tengan que explotar de esa manera el suelo. Un ejemplo, lo comentaba el otro día, un módelo de telecomunicaciones similar al austriaco donde los ayuntamientos sean los dueños de las líneas y se las alquilen a las empresas para que den sus servicios. Así, por ejemplo con otros muchos servicios: luz e incluso agua.

    A parte de esto está el tema de que la vivienda supone, hoy por hoy, la única inversión de gran rentabilidad 100% segura. Ahora hay mucha gente que puede ahorrar y deciden invertir sus ahorros en vivienda. Si conseguimos que esa gente invierta en otras cosas (ya sea porque la vivienda no es tan rentable o porque otras cosas dan rentabilidad y seguridad) conseguiremos atajar otra parte del problema.

    Y luego ya están los mamoneos. Casos como el permitir comprar pisos con la RIC. Pisos que son inversión segura para empresas y que compran con dinero originalmente público (la RIC es una desgravación brutal para invertir en el desarrollo de la propia empresa). Más especulación.

    En fin. Que creo que dentro de estos movimientos tendríamos que preocuparnos por localizar causas concretas y presionar contra ellas. Con una protesta tan general, me da la sensación que sólo conseguirmos medidas populistas que terminarán por dejar las cosas igual.

    Eso sí, el eslogan es genial. Que la cosa no se pare, sólo hay que saber hacia donde moverse.

  8. el encapuchado naranja Says:

    Bueno, la manifestación en Barcelona fue de 5000 personas según la guardia urbana y 15000 según los organizadores. Bastante festiva y con una crítica muy ácida a Barcelona, llamándola Touristland, un parque temático que reune todos los tópicos para turistas en el que los habitantes quedan desplazados a la periferia.

    Si no hubieramos tenido que volver a nuestra vivienda (cada vez más digna) a pintar las habitaciones que nuestro casero no se dignó a pintar antes de entregárnosla hubieramos podido participar de algún taller y enterarnos un poco más sobre como va el movimiento. Parece que de momento la próxima reivindicación será en la cumbre de ministros de vivienda de la UE en Barcelona.

    Por cierto, Sergio, gracias por el enlace a Ugarte, muy interesante. Hay bastantes cosas que se pueden hacer, desde la política y desde la ciudadanía. No todo está perdido.

Deja un comentario