No en mi nombre

Por urgencia e importancia, mi primer post tras el viaje a Ceuta hablará sobre la situación de 38 bangladesíes que actualmente malviven en los montes de Ceuta. Tuve la oportunidad de escuchar a dos de ellos explicándonos la dramática situación en la que se encuentran y su testimonio es realmente desolador.

/no_en_mi_nombre/Bangladesies.jpg

Las dos personas que nos contaron su experiencia en primera persona

Bangladesh es el país con mayor densidad de población del mundo (si exceptuamos países muy pequeños como Mónaco o Singapur) y la mitad de sus casi 150 millones de habitantes vive en la pobreza. 38 de ellos llegaron tras un largo y durísimo viaje clandestino a Ceuta, dónde fueron internados en un CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes). La ley española establece una estancia máxima de 2 meses para los extranjeros en estos centros (recordemos que su único delito ha sido pretender vivir dignamente en un país que les rechaza), tras lo cual deben ser puestos en libertad. No obstante, muchos de ellos han pasado 1 e incluso 2 años en el centro viendo como el resto de personas que pasan por él entran y se van. Dos años en los que no han tenido dignidad ni trabajo, dos años acostándose cada noche sin saber si esa madrugada se ejecutará la temida orden de expulsión que les llevará de nuevo a su país tras gastar una pequeña fortuna para llegar hasta aquí. En la desesperación y ante los rumores de la inmediata expulsión han escapado del centro y malviven en los montes de Ceuta desde hace mes y medio entre el hambre, el frío y la enfermedad.

El consulado de Bangladesh se niega a repatriarles por razones humanitarias, las mismas que esgrime el movimiento que ahora lucha para la cancelación de su orden de expulsión y su traslado a la península. Lee más acerca de este tema y suma tu firma a las muchas que ya han sido enviadas al Ministerio de Interior para solucionar esta vulneración de los derechos humanos en nuestro país. No en nuestro nombre.

3 Responses to “No en mi nombre”

  1. El príncipe mono Says:

    No desfallezcas, te necesitamos con la capucha puesta…

  2. gloryofthesky Says:

    Sabes? me recuerdas a otra persona que conozco, fan de los blogs y sobre todo muy consciente de lo que pasa en el mundo. Él lo recorre porque cree que es su deber contar aquello que pasa, cada vez escribe mejor pero la mejor manera que tiene de contar las cosas que pasan es a través de sus fotos. Hace poco echaron en documentos tv un reportaje sobre la inmigración en el que él era el protagonista. Es el mejor fotógrafo que conozco aunque reconozco (valga la redundancia) que la única foto que le encargué no la ha hecho aún. Espero que cuando vuelva de donde ahora esté (quería largarse para la franja de gaza) siga sin traérmela pero que me enseñe otras como las de su blog, cuando tengas un rato pasate por él
    http://instintoconcasera.blogspot.com/

  3. el encapuchado naranja » Blog Archive » David convenció a Goliath. Una historia de Justicia. Says:

    […] noticias desde Ceuta. Hace exactamente dos meses comentaba la trágica situación de 37 bangladeshíes que malvivían en los montes de Ceuta. Desde entonces, numerosos movimientos y organizaciones se han afanado en reunir firmas y realizar […]

Deja un comentario