Día 14. Creta (La Xania – Garganta de Samaria – Agia Roumeli – Khoros)

Con los huesos doloridos y ese nubarrón mental producto del no dormir nos bajamos de nuestro ferry en La Xania. Este sitio nos dio muchos quebraderos de cabeza desde el momento en que intentamos comprobar los horarios de los ferries por teléfono. En español se escribe La Cania, en griego (con alfabeto latino) la Xania, y también lo puedes ver escrito como La Chania… Pero se pronuncia algo así como “Lajañá”, cosa que no averiguamos hasta bastante tiempo después y tras muchas búsquedas frustradas en el mapa. El billete del ferry Atenas-Creta, por cierto, nos costó 22€ por cabeza y creo que no aceptaban descuentos. En las guaguas aceptan descuento de estudiante sólo si perteneces a una universidad griega.

Vuelta a Europa en 40 días-102

El Gran Ferry de “El Venizelos” en el puerto de la Xania

Acabábamos de llegar a Creta, dónde teníamos los días contados para ver una isla enorme, con grandes atractivos. Teniendo en cuenta que habíamos llegado muy temprano aún estábamos a tiempo de hacer la excursión de la Garganta de Samaria. Una guagua nos llevó desde el puerto hacia La Xania (a unos 7 Km.). En cuanto vimos un poco de civilización nos bajamos e intentamos orientarnos por el mapa. Atravesamos una plaza llena de desempleados madrugadores a la espera de algún patrón con trabajo y poco después llegamos a la estación de guaguas.

Dejamos las mochilas en consigna y nos metimos en el último momento en la guagua que nos llevaría hasta las montañas del sur de Creta. El paisaje es bastante impresionante, con picos salpicados de nieve en pleno mayo, y los valles cultivados que se extienden hacia la cara norte, dónde se encuentran todas las ciudades importantes. La franja entre la costa sur y la cordillera es tan estrecha que hace que los pueblos de ese lado estén muy mal comunicados, y por tanto, mejor conservados ante la avalancha de turistas. La guagua nos dejó en lo alto de la cordillera, en el punto donde comienza el descenso de la Garganta de Samaria, una profunda brecha en las montañas convertida en parque nacional. La entrada al parque cuesta 5€, lo que no es caro teniendo en cuenta la belleza del paraje.

Vuelta a Europa en 40 días-103

Entrada al Parque Nacional

La caminata comienza entre pinos, por la ladera de la garganta, pero una hora después ya caminas por la base, junto al agua que corre en dirección al mar de Libia, al sur de Creta. La visión de la garganta, con paredes elevándose a 300 metros por encima de nosotros es sobrecogedora. Los únicos sonidos perceptibles eran los del agua corriendo entre las rocas y los pájaros que surcan el cielo de una pared a la otra. Durante el camino encuentras muchas indicaciones para no perder la ruta, formadas por piedras puestas una encima de otra en equilibrio, pero llegado un momento comienzan a multiplicarse hasta que forman un bosque de estas columnas. Como no podía ser menos también nosotros dejamos una en recuerdo de nuestro paso.

Vuelta a Europa en 40 días-104

El bosque de señales, Garganta de Samaria

Vuelta a Europa en 40 días-105

El punto más estrecho, tres metros de una pared a la otra

Vuelta a Europa en 40 días-107

Más garganta…

Vuelta a Europa en 40 días-108

El cielo en la distancia…

Vuelta a Europa en 40 días-109

Las seis horas de descenso se nos pasaron volando, pese al cansancio acumulado y la noche sin dormir. La garganta se abre al mar junto al pueblo de Agia Roumeli, en medio de la costa accidentadísima, que sólo permite el acceso por barco. Afortunadamente nuestro barco salía una hora más tarde, por lo que pudimos darnos un baño revitalizante en las aguas cristalinas y secarnos al sol en la playa de piedras al rojo vivo. Los cuatro largos en el agua y la siesta posterior fueron un regalo del mismo Poseidón, que debía andar por allí cerca.

Más tarde desde el barco pude disfrutar de los fondos azules, los acantilados y las pequeñas calas de la costa. Nuestra compañía era una horda de turistas anglosajones en su gran mayoría (mucho canadiense, estadounidenses, inglés, neozelandés…), que hacía pensar cómo se podría poner la isla cuando se les sumaran los españoles e italianos en verano. El barco nos llevó hasta el pueblo de Khoros (por el “módico” precio de 6.50€) desde el que cogimos una guagua que nos llevó de regreso a la Xania, en la costa norte.

La que fue la antigua capital de Creta, y ocupada durante siglos por los venecianos tiene un casco antiguo bastante agradable y con cierto encanto, pese a las calles repletas de joyerías, tiendas de souvenirs, restaurantes y “rooms for rent”. En uno de estos encontramos una pequeña habitación doble con baño por 25€. La influencia veneciana se deja notar y la bahía de la ciudad recuerda en cierto modo a la Serenissima. Eso sí, más allá de las viejas murallas la ciudad es sucia, caótica y ruidosa, con carnicerías de higiene cuestionable, gente muy auténtica e inquietante y muchos locales de streeptease.

Ya no estábamos para muchos trotes, así que después de un gyros nos fuimos a dormir apaciblemente a nuestra pensión. Al fin un colchón mullido…

6 Responses to “Día 14. Creta (La Xania – Garganta de Samaria – Agia Roumeli – Khoros)”

  1. el encapuchado naranja » Blog Archive » Mi 2006 en ciudades Says:

    [...] – Santa Cruz de Tenerife, of course. Terra mater, dónde pasé la primera mitad del año. – Barcelona en marzo de visita y para dejar bien atados mis créditos romanos de Antropología Social y Cultural. En abril, como primera etapa de mi último gran viaje. Y al fin, en junio, cuando regresé a la ciutat comptal con intención de quedarme aquí por un tiempo. – Roma. Ma quanto sei bella!! Un feliz retorno en pleno primero de mayo, día de gran concierto y maravillosos reencuentros. – Lecce. La Salamanca de Puglia, barroca, hermosa y con un sinfin de no-lugares en sus inmediaciones. – Atenas. La gran experiencia de la diferencia entre viajar y hacer turismo… Días de Foro Social Europeo y fiestas improvisadas entre griegos y souvlakis. – Nafplio. Una perla en el Egeo. – La Xania (Creta). Antigua capital de la isla, de estilo veneciano inconfundible. – Rethymnon. Una historia de hospitalidad griega y casualidades europeas. – Oia: Un mágico pueblo de casas blancas en la isla de Santorini. Hace poco leí que fui afortunado, ya que sus puestas de sol son una de las diez más hermosas del mundo… – Selçuk, en la costa oeste de Turquía. Muy cerca de las ruinas de Éfeso. – Göreme. En pleno centro de Capadocia, uno de los lugares más increíbles y maravillosos que he pisado. – Estambul. Dónde disfruté de la experiencia de vivir con estudiantes turcos durante 5 días, disfrutando de una hospitalidad y amabilidad exquisitas. – Salónica. Hogar de estudiantes levantados en armas. – Constanza. Belleza gris y fría. Desencuentros y decepciones. – Zúrich. Un lugar como cualquier otro hacia el que emprender la huída. – Madrid. Una noche de reposo para regresar a la vida normal en casa de un buen amigo. – Peretallada. Un buen lugar para explorar los valles y costas de Girona. [...]

  2. Soraya Says:

    Hola, este verano voy a Creta y quiero ir a ver la garganta de Samaría. He estado leyendo lo que has escrito y me gustaria pedirte información sobre como llegar y regresar a Chania despues del viaje el barco.
    He preguntado por excursiones organizadas y me cobran 42 € solo por llevarme y traerme y con un guia que solo habla ingles.

    Necesito ayuda!!

  3. el encapuchado naranja Says:

    Soraya, te he contestado por email. Espero que te sirva.

  4. DAVID Says:

    hola , pues eso que yo tambien espero hacer la ruta de la garganta de samaria, y nada que vamos de tiraos y haber si me puedes decir algo del autobus que va de chania a la garganta y demas.. nosotros alquilaremos un coche para recorrer todo creta pero creo q saldra mejor dejar el coche en chania y pìllar el bus no?? bueno si me puedes informar un poco , muchas gracias . te dejo mi correo.

  5. Beyonce Says:

    Most help atrlices on the web are inaccurate or incoherent. Not this!

  6. ivedvbohxfz Says:

    q2y02T ulxsjyfnygqn

Deja un comentario