Artículos de la categoría 'pobreza cero'

¿Por qué aún existe el hambre?

Viernes, Febrero 1st, 2008

/category/pobreza_cero/logofao.gifNoticias de Actualidad: Felipe Pérez Roque. Ministro de Exteriores de Cuba en la Cumbre Mundial sobre Alimentación de la FAO.

[...] No podrá eliminarse el hambre, e incluso crecerá el número de hambrientos, mientras los ricos no cambien sus patrones de consumo, derrochadores de recursos y destructores del medio ambiente. Los países desarrollados son los principales responsables de poner en práctica medidas universales y eficaces que permitan asegurar, de forma sostenible, el derecho al desarrollo para todos, la explotación racional de los recursos y el cese de esta absurda y demencial agresión que pone en peligro creciente la vida del planeta y la de nuestros hijos.

¿Podremos obtener los 24 mil millones de dólares anuales necesarios para reducir a la mitad en el 2015 el número de hambrientos, acordando un mínimo impuesto al millón de millones de dólares que gastan hoy las transnacionales en publicidad comercial o a los 3 millones de millones de dólares que se mueven diariamente en la especulación financiera, o dedicando parte de los 350 mil millones dedicados a subsidios agrícolas en los países desarrollados o de los casi 400 mil millones de dólares que destina un solo país a gastos militares?

Los pobres, que somos mayoría en esta sala, seguramente estaremos de acuerdo. Los ricos son los que deben responder.

El caso es que este discurso fue pronunciado hace 5 años y medio, pero lamentablemente aún tiene absoluta vigencia. En el resto del discurso abarca las causas fundamentales que permiten que el hambre siga existiendo en un mundo que produce más alimentos de los que serían necesarios para abastecer a toda su población. Deuda externa, reglas injustas de comercio internacional, reducida ayuda oficial al desarrollo, consumo desenfrenado en el Norte, fuga de cerebros, monopolio de las patentes y el conocimiento, sistema económico basado en la especulación financiera, gastos militares 30 veces mayores que el dinero necesario para cumplir con el objetivo de erradicar el hambre… Somos los ricos a quienes nos toca responder a la pregunta, ¿estamos dispuestos a aportar respuestas?

Ni churros ni porras

Martes, Octubre 16th, 2007

Me hago eco de este artículo con el que comulgo completamente:

Uno de los sencillos pero gratos placeres de la vida es poder sentarse tranquilamente un domingo por la mañana en un acogedor y soleado bar a leer, sin ninguna prisa, el periódico con todos sus suplementos, mientras te tomas un rico y humeante café con leche y, si se tercia, unas porras o unos churros.

Sumergido en esa felicidad simple, seguramente me pasa desapercibido que, en ese mismo momento, la mitad de la humanidad está intentando sobrevivir con mucho menos de lo que yo acabo de gastarme en el periódico y el desayuno. Más de mil millones de personas no podrían pagar ni siquiera el café, ni aunque se lo tomaran en la cafetería del Congreso de los Diputados; es gente que tiene que subsistir con menos de 70 céntimos de euro al día para cubrir todas sus necesidades.

Mientras yo le pido al camarero que, en lugar de azúcar, me traiga edulcorante para el café y pienso si me acabo la última porra, porque estoy echando unos michelines cada vez más ostentosos y si sigo así no sé dónde vamos a llegar, 850 millones de seres humanos viven en situación de hambre extrema. En el tiempo que yo he tardado en leer la crónica deportiva del partido que jugó ayer por la tarde mi equipo han muerto varias personas por hambre o por enfermedades fácilmente prevenibles, han muerto varios niños de una vulgar diarrea.

Quizás haya quien piense que así es la vida, que es una fatalidad, que toda esa gente ha tenido la desgracia de nacer en sitios muy pobres, que qué le vamos a hacer, que eso no hay quien lo arregle, que bastante tengo yo con llegar a fin de mes, que con la subida del Euribor se me ha puesto la hipoteca por las nubes, que veremos a ver si me puedo ir a alguna parte en el puente de Todos los Santos, que…

Pero el sol no puede ser tapado con un dedo. La fatalidad no explica el hambre, cuando en el mundo se producen suficientes alimentos para el doble de su población. Hay relaciones estrechas entre nuestra riqueza y su pobreza. El consumo voraz de los países ricos acapara muchos recursos, eleva los precios, y deja a los más pobres sin posibilidades de crecer. La competencia es desigual; los países más pobres tienen que competir con un brazo atado a la espalda en el mercado abierto frente a las grandes potencias económicas. Tan injusto es tratar de forma desigual lo que es igual como tratar de forma igual lo que es desigual.

Aunque ni tú ni yo tengamos la culpa, seremos culpables si nos desentendemos, si nos cruzamos de brazos, si volvemos la espalda a esta enorme injusticia global. No te pido que dejes de tomarte un café en el bar; yo también me lo tomo de vez en cuando. No te pido que dejes de comprar el periódico, yo también lo hago. Te pido que busques y encuentres formas de colaborar, de comprometerte; que no vuelvas la espalda, que mires la realidad de frente y, sin angustia, con convicción, pienses qué acciones empeoran la situación y con cuáles podrías contribuir a buscar soluciones.

Una de las cosas que puedes hacer es hacerle ver a nuestros políticos que este tema te preocupa, que, de cara a las próximas elecciones generales, quieres ver compromisos serios y decididos en los programas políticos.

Yo te puedo hacer una invitación el próximo domingo 21 de octubre. No te puedo invitar a porras ni a churros, ni siquiera a café. Pero te puedo invitar a rebelarte contra la pobreza. No vas a ser solamente tú. En varias decenas de localidades en España se están preparando manifestaciones de gente a la que le preocupa que cada 3 segundos muera una persona en la extrema pobreza. Gente que quiere recordarle a nuestros políticos que tienen trabajar más duro en este tema. Gente que quiere que su clamor llegue incluso hasta los organismos internacionales. Gente que sabe que salir a la calle es sólo un gesto, pero un gesto que vale mucho. Gente que está dispuesta a dar lo más valioso que tiene, su tiempo. Gente que vive la solidaridad.

Puedes encontrar las convocatorias por localidades en la web http://www.rebelatecontralapobreza.org. Espero encontrarme contigo. Te aseguro que quedaremos mucho más satisfechos que si nos tomáramos un café con porras.

José Mª Medina Rey

Presidente de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo de España

Rebélate contra la Pobreza

Martes, Octubre 9th, 2007
banner.GIF

Somos la primera generación que puede acabar con la extrema pobreza. Esto es un hecho, tenemos los recursos, tenemos la tecnología, tenemos el dinero. ¿Qué hace falta entonces? Voluntad política.

Ya he hablado últimamente de ciertos avances en esta línea, pero también que estos han sido hasta ahora insuficientes. ¿Cuál es una de las fuerzas capaces de doblegar a los políticos para que actúen en esta dirección? Nosotros, la sociedad civil, esa otra superpotencia. Cientos de ONGD, asociaciones y sindicatos se han unido en España en la Alianza contra la Pobreza para exigir medidas concretas y urgentes que cambien el rumbo de las cosas. El día 21 de octubre se celebrarán en toda España manifestaciones, actos, marchas, etc. con el objetivo de poner la dignidad de todos los habitantes del mundo en primera línea de la agenda política.

En Sevilla estamos convocados en Plaza Nueva a las 12 horas, para una marcha a pie o en bici. Allí estaré. ¿Dónde estarás tú?

Manifiesto de la Alianza contra la Pobreza

Objetivos de Desarrollo del Milenio. Algunos avances y todavía muchas cuentas pendientes.