Artículos de Marzo, 2009

Error 104

Martes, Marzo 31st, 2009

A partir del ya famoso error de Almudena Grandes a raiz de una cadena de emails, la gente de SETEM ha sacado este genial vídeo:

Buena hora para echar un vistazo a eso que parecía un oxímoron: finanzas éticas.

Re-regreso

Miércoles, Marzo 25th, 2009

No hay dos sin tres, y aquí estoy de nuevo en Barcelona.

Me apetece mirar un poco a mi alrededor y ver qué es lo que se cuece. En particular, observo quién está alzando la voz contra los intentos del PSOE de arrebatar aún más derechos a quienes menos tienen en nuestra sociedad. A simple vista, no parecen demasiados, quizás porque como suele pasar, sólo consiguen hacer el suficiente ruido para llegar a los medios los elefantes como Amnistía, que ya está sumando apoyos para frenar la iniciativa.

La verdad es que me gustaría saber quién más está trabajando en esta línea y de qué manera se puede apoyar. Investigaré pero se agradecerá un mano de quién esté más informada/o.

Para los de aquí, esto significa también que ahora es más fácil que nos podamos echar una cervecita. Ens veiem!

El compromiso

Lunes, Marzo 9th, 2009

Me ha gustado la definición de compromiso de mis apuntes del posgrado de Educación para la Solidaridad y el Desarrollo que encuentro perfectamente aplicable a los activismos:

“El compromiso es el sustituto de la motivación o la fuente de automotivación cuando ésta no viene o está en horas bajas. El compromiso es fundamental, ya que uno no se levanta todos los días, ni siquiera en el mismo día afronta todas las tareas con la misma carga motivacional. El compromiso evita la tentación del abandono y el desánimo y su mantenimiento es, en sí mismo, motivador para el voluntario, quien se siente fuerte y capaz de afrontar el reto de las dificultades”

¿No da en el clavo de lo que muchas veces se nos pasa por nuestra cabeza antes de una reunión, una acción, etc.?

Precísamente, últimamente le estamos dando muchas vueltas a este tema con una plataforma de solidaridad de un instituto en el que son muchos/as pibes/as, pero tienen un nivel de compromiso muy bajo, lo que está afectando a la motivación de quienes van más a menudo. El compromiso, ese agente aglutinador que logra que los procesos sobrevivan a medio y largo plazo, se encuentra en horas bajas frente a una cultura de la comodidad y lo inmediato. ¡Qué difícil es a veces trabajarlo!

Los blancos son los buenos

Miércoles, Marzo 4th, 2009

Hace año y medio descubría un interesante cuento que comentaba por aquí: Blancos y negros.

Hoy acompañaba a unos cuentacuentos que narraban la historia de forma divertida a un grupo de infantil de 5 años. Tras narrar el momento de la gran batalla que libran los elefantes blancos y los negros, a quienes se les ha presentado como similares pero que se llevan mal entre sí, el cuentista preguntó a las niñas y niños:

- ¿Y quién creen que ganó?

Grito espontáneo unánime:

- ¡LOS BLANCOS!

- ¿Y eso por qué?

- ¡Porque los blancos son los buenos!

Y se hizo mágicamente el silencio entre las maestras, cuentacuentos y educadores/as allí presentes que nos mirábamos unos a otras de una forma extraña (e inquietante).

Tuenti cierra las cuentas de colectivos

Miércoles, Marzo 4th, 2009

Hoy me he enterado por un amigo que en Tuenti están cerrando, sin previo aviso, las cuentas a colectivos. Mala noticia que cogerá por sorpresa a numerosísimos colectivos que estaban tratando de utilizar la red social con fines altruistas.

En mi caso, a principio de curso decidí apostar por esta Red para un proyecto de jóvenes solidarios/as de diferentes localidades, con el que han estado desde entonces en contacto. Muchos otros colectivos que conozco, también. Me imagino que en cualquier momento llegará nuestro aviso de cierre.

En cuanto tenga más información sobre los motivos lo comentaré por aquí.

Tuenti/MSN: ¿Multiplican o restan?

Martes, Marzo 3rd, 2009

¿Se aísla o multiplica su comunicación al infinito?

Hoy me he sentido identificado con Quique, que cuenta su contradicción de vivir entre dos épocas, aquella de los 80 y la tecnológica del S. XXI, cuando se enfrenta al dilema de la privacidad de las nuevas redes sociales. Esto me ha recordado un interesante debate en el que nos enfrascamos unos amigos, cervecita mediante, sobre el uso que dan los/as adolescentes a diferentes programas o redes de Internet para comunicarse y relacionarse.

Yo crecí con un hermano mayor informático-geek a mi lado que me abrió el fantástico mundo de la vieja red pre-internet “Fidonet” a la tierna edad de 8 años, donde escribía netmails (los viejos emails) y mensajes a las áreas (viejas listas de correo) de los temas más diversos. 20 años después arrastro buenísimos amigos de aquella época por lo que no es extraño que me posicionara como un firme defensor de las nuevas tecnologías como algo que multiplica las posibilidades de comunicación. He conocido a mucha gente joven y mayorcita a quien Internet le ha abierto una puerta a socializarse en un plano de igualdad que la cruda realidad no le permitía precísamente por los motivos más crueles y peregrinos que vienen de no encajar en los standares de normalidad definidos por el grupo de referencia (clase, barrio, etc.).

Por el otro lado, mis compañeras se quejaban de que el uso continuo del Tuenti, messenger, etc. lleva a un detrimento de las relaciones sociales verdaderas. Que se llega a relegar el expresar las cosas realmente importantes al Tuenti o el Messenger. Que hay chavales que no se atreven a mirar a otros a la cara cuando se hablan, que no son capaces de defender una postura en público. Por tanto, el uso indiscriminado de estas herramientas se convierte muchas veces en algo nocivo, que resta autenticidad a las relaciones humanas.

Esto me hizo recordar a mi amigo Barraquito (a quien meto en el debate) que suele decir que un pibe manejando un móvil en medio de un grupo no se está aislando, sino que multiplica su comunicación al infinito.

Me identifico con ambas posturas, que tienen mucho de verdad. Creo que a la primera le falta intentar entender mejor a las generaciones que vienen dando un uso al messenger (y ahora al Tuenti), que tiene otros códigos que a mi ya me cuesta a veces comprender, pese a haber crecido con los chats de IRC, y posteriormente el propio MSN. En cuanto a la segunda, nos conviene no olvidar (yo el primero) que no todos/as pudimos gozar de la “alfabetización tecnológica” acompañada de otros procesos educativos paralelos en lo afectivo, social, comunitario, etc. (Scouts, familia, etc. en mi caso).

A modo de humilde conclusión: Apreciemos el valor que tienen estos nuevos modelos de socialización para los/as jóvenes, pero no desterremos por inútil en este “nuevo paradigma generacional” todo lo que heredamos de una buena educación en valores prosociales.