Artículos de Mayo, 2008

ParticipaSión

Viernes, Mayo 30th, 2008

Me voy a pasar el fin de semana en un encuentro de Educación para la Participación, organizado por el Centro de Recursos para asociaciones de Cádiz y la Bahía (CRAC).

Ney ya ha contado estupendamente de qué se trata, así que intentaré tocar por aquí las conclusiones de lo vivido. Nos vemos entonces.

En la red

Miércoles, Mayo 28th, 2008

El último mes no tuve oportunidad de actualizar el blog, pero sí que tuve ocasión de deambular un poco por la red y encontrar algunas páginas que pueden ser de tu interés:

  • Directiva de la vergüenza. En relación con la caza de brujas de la que hablaba el otro día ciudadanos y ciudadanas de toda Europa hacen un llamamiento al rechazo del vergonzoso proyecto que pretende segregar aún más a las personas que buscan mejorar sus condiciones de vida en nuestras sociedades.
  • Por qué no estoy ofreciendo diez “pasos sencillos” para comprometerse (inglés). Annie Leonard, la creadora del vídeo “La Historia de las cosas” que recomendé hace un tiempo explica por qué no da una lista de de recetas mágicas para acabar con los problemas socioambientales de nuestro sistema económico y de consumo. Y siento estar de acuerdo: nadie te lo va a poner tan fácil, pero empieza por algún sitio, y verás como poco a poco todas las pequeñas acciones van teniendo mucho más sentido a nivel global. Por cierto, descubro a través de Otro Mundo es Posible que al fin existe una traducción en español del vídeo, disponible aqui.
  • BBVA sin armas. Esta campaña denuncia la incoherencia de este banco que proclama “el compromiso del BBVA [...] toma en consideración todas las dimensiones de la actividad empresarial: la económica, la corporativa, la humana, la social y la medioambiental” mientras tiene unas enormes inversiones en empresas fabricantes de armamento.

Oxímoron de la semana: definitivo4.xls

Lunes, Mayo 26th, 2008

Me sugiere mi hermano un oxímoron para esa nueva sección que creé hace unas semanas (tan pronto y ya me he saltado mi propia agenda, hay que ver).

La situación podría ocurrir en cualquier oficina de cualquier rincón del mundo, al menos una con ordenadores, vaya.

- Necesito el excel con los datos de contabilidad. ¿Dónde está?

- En la carpeta de economía.

- Ok, aquí hay muchos, ¿cuál es?

- El que pone definitivo.

- Es que hay varios.

- Ah sí, definitivo4.

Caza de brujas

Domingo, Mayo 25th, 2008

Josep Ramoneda, en El País, nos pone en situación:

“Casi 20 años después de la caída del muro de Berlín, la cultura de las deportaciones, que parecía erradicada para siempre, vuelve a Europa. ¿En qué consiste? Se empieza convirtiendo a unos grupos sociales determinados en responsables de todos los males de la sociedad. Se sigue negando el reconocimiento y la condición de ciudadano a las personas que los componen, es decir, se les rebaja su condición humana. Y se acaba proponiendo como solución el desplazamiento obligatorio de estas personas, ya sea para expulsarlas, ya sea para internarlas en lugares piadosamente llamados “centros de estancia temporal de inmigrantes”. Esto ocurre hoy, a la vista de todos, en una Europa que nació precisamente para que estas cosas no volvieran a ocurrir nunca más.”

Está ocurriendo ante nuestros ojos y sin embargo parece que no nos damos cuenta. Europa acaba de endurecer las medidas contra la inmigración ilegal, permitiendo criminalizar, y por tanto encerrar a las personas migrantes en los avergonzantes centros de intermiento de extranjeros por un máximo de 18 meses. En Canarias estos centros funcionan en condiciones lamentables, masificados y sin permitir el acceso a los medios u organizaciones por los derechos humanos. Sin embargo, estas nuevas medidas, para nuestra Secretaria de Estado de Inmigración no son sino una ampliación de los derechos y garantías de los ciudadanos y ciudadanas extracomunitarios/as.

Por otro lado, en Italia, en primeros puestos de la ola xenófoba que impregna Europa en estos días, se acaba de aprobar una ley que criminaliza la propia condición de “inmigrante ilegal”, convirtiéndola en delito punible con hasta 4 años de carcel o deportación inmediata. La ley que han creado para este fin es tan terriblemente efectiva que castiga a quienes alquilen una casa a una persona extranjera indocumentada con penas de cárcel y embargo de la vivienda. Y una persona sin domicilio no puede empadronarse para recibir ningún tipo de asistencia social.

Ya en los debates televisivos entre Zapatero y Rajoy tuvimos que asistir a un avergonzante juego de “Yo he deportado más que tú”, en el que Zapatero parecía sentir vergüenza por haber regularizado, es decir, convertido en ciudadanos y ciudadanas (aunque de segunda, y sin todos los derechos) a 700.000 personas extranjeras indocumentadas. Tras las elecciones, el recién estrenado ministro de Trabajo e Inmigración reafirma este mensaje dando vuelta atrás a las ya insuficientes medidas de la legislatura anterior y asumir gran parte del discurso del PP en materia de inmigración.

Y ante todo esto, ¿qué hacemos? No se trata siquiera de aquel “Primero se llevaron a los comunistas, pero a mi no me importó porque no soy comunista…“, el problema no es que un día nos toque a nosotros/as, el problema es que sigamos sin ser capaces de ver a nuestros vecinos y nuestras vecinas como a un igual, merecedor de los mismos derechos y oportunidades.

La rutina mata

Lunes, Mayo 12th, 2008

A veces la vida se te tira encima y no te das ni cuenta… Nada grande en particular, pero mil pequeñas cosas que te tienen activo de las 8 a las 21h y a esa hora te das cuenta de que, además, la vida exige ciertas nimiedades como hacer la compra (consumiendo menos responsablemente de lo que uno querría por no llegar nunca a tiempo al mercado), poner lavadoras (¿por qué nunca se vacía la cesta de la ropa sucia?), limpiar la casa (maldito polvo) o el placer de cocinar (que tanto se echa de menos cuando uno lleva demasiado tiempo obligado a comer fuera).

Si a esto le sumamos una huída a Lisboa, otra escapada sorpresa a la tierra natal, horario partido, reuniones de nosequé y quéseyo, aquel vago recuerdo de lo que era ir al gimnasio y lo más engorroso, la búsqueda de un nuevo hogar, yo no encuentro por ningún lado dónde meto lo que queda de mi vida. Y es que claro, no soy como esa intrépida afortunada cuyos días tienen más de 24 horas (¡cómo te admiro!). Así que el último perjudicado fue el blog. Pero espero que no sea por mucho tiempo, y que en breve, en vez de apetecerme escuchar a Yann Tiersen tumbado en la cama o leer mi adelanto cumpleañero, me entre el hormigueo de leer a mis habituales y encontrar un hueco para mi alter-ego naranja.

Nos leeremos entonces.