Artículos de Diciembre, 2007

David convenció a Goliath. Una historia de Justicia.

Lunes, Diciembre 3rd, 2007

/2007/12/transfronterizo.jpg

Buenas noticias desde Ceuta. Hace exactamente dos meses comentaba la trágica situación de 37 bangladeshíes que malvivían en los montes de Ceuta. Desde entonces, numerosos movimientos y organizaciones se han afanado en reunir firmas y realizar acciones para denunciar esta situación. Hoy me ha llegado la noticia de que se presentaron 6.000 firmas a un responsable del Ministerio de Interior sin que se recibiera respuesta durante un mes. Fue entonces cuando 37 ciudadanos bangladeshíes se encerraron en la parroquia de San Carlos Borromeo junto a otras 25 personas que hacían lo propio en una oficina de extranjeros del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Al final, la presión dio sus frutos, y se ha logrado un compromiso por parte del gobierno para estudiar caso y por caso y enviar a estas personas a la Península en cuanto tengan ofertas de trabajo. Ahora todos los esfuerzos se centran en lograr estas ofertas, algunos empresarios bangladeshíes están haciendo lo que pueden y empiezan a surgir las primeras manos de auxilio. Enhorabuena a la Red Ferrocarril Clandestino y a todas las otras organizaciones de base que especialmente desde Madrid han llevado la iniciativa de esta campaña de apoyo con las víctimas de la pobreza. Aquí les dejo, narrado en primera persona, unos fragmentos de su propio relato (el texto completo, junto a un dossier de todo lo que ha ocurrido en estos meses aquí: dossier-bangladeshies.doc):

[...] por favor denos una oportunidad para ello y demostraremos que somos útiles para la sociedad española y europea como cualquier otro ser humano que se enorgullece de poner su granito de arena para contribuir socialmente hacia una comunidad de progreso. Permítanos decirle que hemos pasado las peores experiencias que un ser humano pueda relatar en su vida. Desde un principio hemos sufrido penurias difíciles de imaginar, la pobreza estando a la orden del día, viniendo de un país subdesarrollado y con un exceso de población demográfica, todo ello empeorado por las catástrofes naturales que sufre nuestro país, en las cuales hemos perdido todas nuestras pertenencias por las tormentas e inundaciones que tenemos cada año. [...]

[...] Nuestra experiencia con las “mafias” y grupos organizados para tal fin ha sido muy perjudicial para nosotros de manera mental y física, por no hablar de los pocos recursos económicos que tenemos. No nos abastecieron ni con agua ni con comida durante dias. Nos hacían permanecer dias enteros en el desierto del Sáhara sufriendo altas temperaturas, con un sol y un calor asfixiante durante el día y con un frío intolerable durante las noches. Hemos tenido que caminar cientos de kilómetros con los pies descalzos y en general pasar condiciones inhumanas durante meses, incluso años. [...]

[...] Soñamos con tener lo básico que se le puede dar a una vida humana, seguridad con un trabajo, lo cual nos proporcionaría nuestro medio de vida. Somos gente trabajadora y podemos demostrarlo. Han pasado ya dos años y aún nuestros sueños no se han hecho realidad, son sueños que cualquier ciudadano en el mundo desarrollado daría por hecho y tendría por derecho. [...]

Y nosotros, ¿también soñamos? Quizás va siendo hora de despertar…

Consumo responsable vs. hipocresía irresponsable

Domingo, Diciembre 2nd, 2007

/2007/12/cibeles.jpg

El futurible tío Sr. Barraquito me acaba de hacer llegar la siguiente noticia:

“Gallardón gasta 400.000 euros en un espectáculo de luz de sólo media hora”

Hace tan sólo 15 días La Puerta de Alcalá y el Palacio Real apagaban sus luces durante cinco minutos en apoyo a una iniciativa que pretende concienciar sobre la importancia de la lucha contra el cambio climático, producido en gran medida por el excesivo gasto energético de los habitantes de los países más ricos. Si bien esa acción se vio deslucida por el pequeño seguimiento de los consumidores de a pié, la hipocresía por parte del Ayto. de Madrid al anunciar este despilfarro es digna de denuncia.

También lo es la iluminación mastodóntica del Corte Inglés en Sevilla en pleno mes de noviembre. Por no hablar de la iluminación de las calles de nuestras ciudades. ¿Acaso es una barbaridad exigir que no se enciendan las luces hasta el 24 de diciembre y que ahorremos dinero público a mansalva así como emisiones de CO2 a la atmósfera? ¿Realmente nos podemos permitir este ejercicio de hipocresía cada año ante las innumerables carencias de nuestra sanidad o nuestro sistema educativo?

Bueno, qué mejor para calmar este enfado que ponerse manos a la obra de nuevo con las acciones de calle de nuestra Plataforma de Consumo Responsable. La legislación “cívica” de Sevilla que se olvida que la calle es de todos y nos prohibe hacer uso de ella legítimamente para nuestras acciones de concienciación durante la Navidad, así que buscaremos formas divertidas y alternativas para ello. Nos vemos el jueves 13 de diciembre en el Ateneo Tierra y Libertad para organizarnos, ¿te apuntas?